Hoy como todos los años, celebramos el cumpleaños de nuestra pastora Débora, la fecha original es el 22 de noviembre y por razones de superintendencias no se pudo realizar el domingo 21, un día antes de su cumpleaños.

También debemos señalar que el miércoles 23 el cuerpo de hermanas dorcas de nuestra iglesia realizo una once para celebrar el cumpleaños de nuestra pastora. Que Dios bendiga todas las hermanas que participaron

 

Representantes de cada cuerpo de nuestra iglesia se hicieron presentes en este día cada uno con un obsequio, todo estuvo maravilloso, la presencia de Dios estuvo presente en todo momento, la palabra con el sabio consejo que viene de lo alto. Damos gracias a dios por este día que fue de gran bendición.

Sermones espirituales

Haz Clic Aquí
Haz Clic Aquí

Santa Cena 2013

El domingo 13 de octubre se realizo el servicio de Santa Cena, dirigido por nuestro pastor superintendente Armando Escobar y su distinguida esposa la pastora Rosita Burgos, lo acompañaban también un matrimonio de la iglesia de Pucón,  El servicio de este año estuvo maravilloso, contando con la bendita presencia de Dios y gozosos por ver que cada año aumenta el numero de almas en nuestra congregación

 

Vér Más........

 

29 y 30 de Marzo Visita del Coro Intsrumental de Mulchén

El viernes a las 11:45pm, la delegación del coro Instrumental de la amada iglesia de Mulchén, llego a nuestra ciudad. Los hermanos que los hospedarían estaban desde temprano en el templo esperando a sus visitas. Después de realizar una recepción mis hermanos fueron a los almuerzos en las casas que les correspondería alojar

 

Vér Más.....

Nuestros pastores en ceremonia del hospital de Pitrufquén

Nuetros pastores Eugenio y Deborah Salinas, junto al sr. Wladimir Yañez. (director del hospital de Pirufquén) y nuestra hermana Pamela Lara de Cid (Jefa de Recursos Humanos). Compartiendo una ceremonia de este centro de salud. Damos gracias a Dios por esta honra y por poner en alto el nombre del Señor y el de nuestra Iglesia.

Encuentranos aqui. Av.12 febrero 538